La música, condicionante en los hábitos de compra

Publicado en: News | 0
Compartir:Share on Facebook16Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn18Share on Google+0Email this to someone

Que la música marque un ritmo es un hecho, el mejor ejemplo se encuentra en los gimnasios, donde la música suele ser más rápida y alta para motivar al deportista y, a su vez, acelerar su ritmo en las actividades.

Sin embargo, lo que poca gente conoce es que la música también influye en nuestros hábitos de compra y venta. Se trata de una parte fundamental de la puesta en escena de las marcas. ¿Cuántos no habéis pensado más de una vez que en vez estando en una tienda de ropa que estabais en una discoteca?

Pues tiene un porqué, existen determinadas pautas que condicionan nuestro comportamiento a la hora de comprar, por ello, si entramos en una tienda a las 10 de la mañana tendrá un estilo de música diferente al que sonará en su hora punta.

RITMO MUSICAL

post_musica1La primera pauta es la base por la que se rige esta teoría, el ritmo musical es el factor clave que conducirá el comportamiento del cliente.

Si lo que buscamos es que los compradores inviertan más tiempo en la tienda entonces deberemos recurrir a la música más lenta, puesto que así, el cliente se sentirá más relajado, paseará y dedicará más tiempo a ver más productos, en consecuencia las posibilidades de que vea algo más que le guste y lo compre aumentarán.

Por otro lado, la música más rápida y más alta  invita al cliente a que adquiera una conducta más eficiente a la hora de comprar aunque no por ello compran menos, si un cliente entra en una tienda suele tener predisposición de realizar alguna compra.

 

 

MÚSICA, CON Q DE CALIDAD

post_musica3Además del ritmo de compra de nuestros cliente, también nos interesa que compren determinados productos.

Por norma general, si hacemos uso de la música clásica, estamos creando una predisposición en el consumidor a que adquiera artículos de más valor económico o en el caso de los restaurantes a que consuma más.

Hay que tener especial cuidado en este aspecto dado que podemos llevar a error al consumidor y se aleje de “nosotros” al creer que somos una tienda o comercio demasiado caro.

 

LA MÚSICA ES IDENTIDAD

post_musica2Efectivamente, la música ayuda a crear una imagen de nuestra marca.

Éste es el motivo por el cual tendemos a comprar en una determinada tienda y no en otras.

Se trata de una cuestión de expectativas,  damos por hecho que en esa tienda encontraremos aquello que buscamos y la posicionamos como primera opción.

Un ejemplo bastante claro son las tiendas de ropa, buscan que el consumidor sepa que está a la última y por ello su playlist se compone de canciones a la última y, en ocasiones, hasta remix y versiones modernizadas de lo último del mercado musical.

Si acudimos a una exposición de arte moderno, lo que reproduce el hilo conductor suele ser música “minimal”  electrónica, que a buen volumen, genera una imagen de moderno, de artístico y vanguardista.

La música debe mimetizarse con el espacio y formar parte de un conjunto que influyan en la conducta del consumidor final.

 

Aunque hay que tener todas estas pautas en cuenta, lo más importante es no olvidar que lo que buscamos ante todo es que el cliente se sienta cómodo. Es decir “jugar” con la música pero sin que sea el centro de atención. Al fin y al cabo es algo que demanda el consumidor, el 70% prefiere música mientras compra.

firma ana

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:Share on Facebook16Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn18Share on Google+0Email this to someone